Ciudad Prehispánica de Palenque – Capítulo 3 – Descripción de la Zona Arqueológica

La zona arqueológica adquiere su nombre de la población vecina fundada a finales del siglo XVI: Santo Domingo de Palenque. El verdadero nombre de la ciudad antigua de Palenque es Lakam Ha, significa “lugar de las grandes aguas”, probablemente por los numerosos afluentes de agua que cruzan la ciudad.
Para llegar al sitio, desde la ciudad de Tuxtla Gutiérrez es necesario tomar la Carretera 190, con dirección a Comitán de Dominguez durante 12 kilómetros hasta Rancho Nuevo, tomar la desviación a la Carretera 199 por 200 kilómetros hasta el poblado de Palenque. Desde este último punto parte un camino que después de siete kilómetros conduce a la zona arqueológica.
Desde la ciudad de Villahermosa, Tabasco, tomar la Carretera 186, con dirección a Escárcega durante 114 kilómetro hasta llegar al entronque con la Carretera 199, recorrer 28 kilómetros hasta el poblado de Palenque. Desde este último punto parte un camino que después de siete kilómetros conduce a la zona arqueológica.
El sitio está formado por más de 200 estructuras arquitectónicas, diferentes en tamaño y complejidad, adaptadas a la topografía del terreno que se extiende en una superficie de 2.5 kilómetros.
La zona arqueológica está inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987.

Mapa Zona Arqueológica de Palenque – INAH

Frente al museo parte un sendero que sube a la montaña y atraviesa un paisaje selvático adornado por el arroyo Otolum y sus cascadas. Construcciones como Los MurciélagosGrupo B y Grupo Cascadas se asientan sobre este camino que desemboca al este con el Grupo C y al oeste en la Gran Plaza se ubica el Juego de Pelota, el Grupo del norte, el Templo X y el Templo del Conde, construido por cinco cuerpos escalonados y un templo en la parte superior.

Para tu próxima visita a la zona arqueológica de Palenque te recomendamos reservar un tour aquí.

El Palacio

El Palacio

Es un conjunto de edificios que se levanta sobre un enorme basamento escalonado de planta trapezoidal, con varios patios interiores del que además se desplanta una torre de varios pisos, único caso en la arquitectura mesoamericana. Las construcciones por lo general presentan dos corredores paralelos porticados y un muro central como separación que además sostiene las dos mitades de la bóveda. George Kubler hacía referencia a esta pared divisoria, una de las innovaciones más importantes de este estilo arquitectónico, en los siguientes términos: “es una membrana, perforada por puertas, nichos y travesaños, capaz sin embargo de servir de núcleo, y estabilizada por el peso de la crestería”

Lo conforman basamentos escalonados, corredores, galerías subterráneas, patios, tableros escultóricos, como el Oval que muestra la ascensión de Pakal al trono junto a su madre Zac-Kuk, y decoraciones en estuco. Famosa es su torre de cuatro cuerpos que destaca sobre todo el conjunto y que pudo haber servido como puesto de observación. Posiblemente El Palacio sirvió como residencia principal de los gobernantes. Su complejidad arquitectónica, su refinamiento estético y sus dimensiones majestuosas, así lo indican.

En tu próxima visita puedes hospedarte en algunos de los siguientes hoteles y disfrutar de la magia de la zona arqueológica, el encanto de la ciudad o la cercanía de las maravillosas cascadas. 

Gran Plaza

De izquierda a derecha: Templo de las Inscripciones – Templo de La Reina Roja – Templo Calavera

El Templo de las Inscripciones domina la Gran Plaza. Este edificio recibe su nombre a causa de los tableros glíficos tallados en caliza que se hallan en su interior. Se trata de un auténtico mausoleo mandado a construir por Pakal para que le sirviera de tumba. A su famosa cripta se accede por una escalera escondida hasta 1952, año en que la tumba fue descubierta por Ruz Lhuiller. La cámara funeraria presenta un monumental sarcófago cubierto con una lápida, ambos decorados con bajorrelieves al igual que los muros de la cripta.

Junto al Templo de las Inscripciones se levanta una plataforma sobre la cual se erigieron los Edificio XII o Templo de la Calavera, llamado así por el mascarón que decora su fachada principal, mismo que tiene la representación del cráneo de un conejo (En los textos glíficos, la cabeza descarnada de un conejo se utilizó como el glifo emblema de Palenque) y Edificio XIII o Templo de la Reina Roja, en una de sus etapas constructivas fue adaptada como tumba de una mujer noble, cuya identidad sigue siendo un misterio. Se le llama la Reina Roja porque su osamenta fue cubierta totalmente de cinabrio, un pigmento mineral que produce dicho color.

Grupo de las Cruces

Grupo de las Cruces

El arroyo Otolum, cubierto en parte por la construcción denominada El Acueducto, separa a la Gran Plazadel Grupo de las Cruces, formado por los Templos del Sol, de la Cruz, de la Cruz Foliada y XIV.

El Templo de la Cruz se asienta sobre un imponente basamento escalonado, no conserva su fachada pero sí su crestería y debe su nombre al tablero central ahí encontrado, muestra un episodio ritual de la entronización de K´inich Kan B´ahlam, atestiguada y avalada por su padre, quien ha vuelto del inframundo.

El Templo XIV muestra en su interior tableros con personajes e inscripciones. El Templo del Sol es el mejor conservado ya que mantiene su crestería y gran parte de su decoración estucada, en su interior hay un tablero, cuyo motivo central es un mascarón solar.

El Templo de la Cruz Foliada también perdió su fachada, pero conserva el santuario interior, donde se aprecia el tablero con el motivo de la cruz foliada representando a la planta de maíz como eje del mundo en el simbolismo de la naturaleza cultivada.

Acrópolis Sur

Cara Poniente Plataforma Templo XIX

En la Acrópolis Sur, que es el nombre con que se conoce al complejo arquitectónico hallado al sur del Grupo de las Cruces y que fue el área ceremonial más importante de la antigua ciudad, se encuentran los Templos XIX, XX y XXI.

En el Templo XIX se hallaron cuatro monumentos, el primero en el exterior del edificio, los fragmentos de un solo tablero de alfarda (o balaustrada) de la escalinata superior llevan una inscripción de inauguración, el segundo en la puerta central, una alta columna de piedra la cual retrataba al gobernante de Palenque K’inich Ahkal Mo’ Nahb, flanqueado por dos nobles arrodillados, el tercero decorando la cara de la izquierda de la misma columna hubo un relieve policromo más alto que el tablero de piedra; estaba hecho de estuco y también iba acompañado de un texto jeroglífico y finalmente, el texto más extraordinario que nos ha revelado el Templo XIX se halló en una pequeña plataforma en forma de altar. Esta estructura, de planta rectangular, llevaba dos tableros esculpidos sobre sus caras poniente y sur; cada una de ellas presenta una escena figurativa y un largo texto jeroglífico inciso en un estilo caligráfico similar al del célebre Tablero de los 96 Glifos. Los eventos míticos y dinásticos registrados en estos textos hacen que merezcan incluirse en el selecto grupo de los más importantes documentos religiosos e históricos de Palenque.

El Tempo XX alberga posiblemente la tumba real de uno de los primeros soberanos de esta antigua ciudad, K’uk Bahlam I, que ascendió al poder en 431 d.C., y fundó la dinastía a la que perteneció el célebre gobernante maya Pakal. A diferencia de los aposentos funerarios de Pakal y de la Reina Roja, la cámara o antecámara del Templo XX no posee un sarcófago, por lo menos no hasta donde se ha explorado; pero sí pintura mural de vivas tonalidades rojas en sus tres costados, con representaciones de los Nueve Señores del Xibalbá, o el inframundo, mismos que aparecen, modelados en estuco, en la tumba del célebre gobernante maya.

En el Templo XXI se encontró un tablero de piedra caliza que formaba parte del trono, en el, aparecen dos deidades y tres gobernantes, entre ellos ajaw Pakal II, los otros dos son Ahkal Mo’ Nahb’ III, en ese momento señor de Palenque en funciones, quien mandó labrar el tablero y su hijo Chaak Pakal K’inich o U Pakal K’inich, heredero al trono, quien luego lo sucedería en el poder.

Ahkal Mo’ Nahb’ III recurrió a la figura prestigiosa de Pakal II para legitimar su mandato. Y al mismo tiempo presentar como heredero a su hijo U Pakal K’inich.

A orillas del río Otolum, dentro de la selva se localizan los restos del Templo del Bello Relieve o Templo del Jaguar, su nombre se debe a que en la pared posterior se encontraba un tablero con relieve de estuco que representaba a un personaje sentado en un trono cuyos extremos terminaban en cabezas de jaguar.

Grupo Norte

Templo del Conde

Saliendo de la Gran Plaza, rumbo al norte, se encuentra el Grupo Norte. Está conformado por cinco edificios alineados sobre un mismo basamento. Al oeste, se observa el Templo del Conde, un basamento de cinco cuerpos. En la cúspide se encuentra un pequeño templo que conserva gran parte de su arquitectura original, excepto la crestería. En este lugar se encontraron varias tumbas con sus ofrendas casi completas.

Museo se Sitio

Réplica Tumba Pakal – Museo de Sitio

Este Museo muestra desde las delicadas figurillas de barro hasta las grandes esculturas de piedra caliza. Destacan los tableros del Palacio, el Grupo de las Cruces y la Acrópolis Sur. La colección de portaincensarios, ornamentos de jadeita, malaquita, concha, coral y otros materiales, procedentes de las tumbas de los miembros más encumbrados del linaje gobernante.

El recorrido incluye las siguientes salas:

1. Introducción – Información histórica y cultural de Palenque, así las características urbanas y los principales periodos de desarrollo.

2. La Acrópolis Sur – Integrada por esculturas de los Templos XVIII y XIX.

3. El Grupo de las Cruces – Refleja las costumbres y creencias religiosas de Palenque.

4. La morada de los muertos/El juego por la regeneración – Está integrada por cerámica y ornamentos de recintos mortuorios. Destaca la colección de máscaras, collares y pectorales de las tumbas de los Templos de La Calavera y de la Reina Roja.

5. El Palacio/La corte real – Incluye monumentos labrados con escenas palaciegas e inscripciones glíficas que refieren el nacimiento, entronización y rituales de varios gobernantes.

6. Las unidades habitacionales – Contiene figurillas, portaincensarios, esculturas y enseres domésticos .

7. Tumba de Pakal – Réplica de la cámara funeraria del gobernante K´inich Janahb´Pakal (siglo VII d.C.), localizada en el Templo de las Inscripciones (actualmente cerrado al público), enmarcada por cristales, que simulan las paredes y techo de la cámara.

La arquitectura

Palenque es distinto porque en vez de tener estelas, tiene tableros de bajorrelieve. En Palenque, se encuentra la máxima expresión de escultura, tuvieron un entendimiento del cuerpo humano y sus proporciones. Así que, los relieves de Palenque comunican la evolución del hombre a través de su historia. Sus construcciones se caracterizan por: Basamento piramidal con templo en la cima. El coronamiento del templo se resuelve con una crestería que cumple con la función de ampliar la elevación del conjunto. La estructuración de los locales internos se resuelve mediante el uso de la bóveda falsa o en saledizo.

Historia de Palenque

Se cree que los mayas fundaron Lakam Ha durante el período Formativo (2500 a.C. – 300), alrededor del 100 a.C., era una aldea agricultora, favorecida por los numerosos manantiales y corrientes de agua de la región. La población creció durante el período Clásico Temprano (200-600), hasta ser una ciudad, llegando a ser la capital de la región de B’akaal (‘hueso’), comprendido en la zona de Chiapas y Tabasco, en el período Clásico Tardío (600-900). La más antigua de las estructuras que han sido descubiertas fue construida alrededor del año 600.

B’akaal fue una ciudad importante de la civilización maya entre los siglos V y IX, durante los cuales tuvo épocas de gloria y de catástrofe, de alianzas y guerras. En más de una ocasión hizo alianzas con Tikal, la otra gran ciudad maya de la época; en especial para contener la expansión de Calakmul, también llamado “Reino de la Serpiente”Calakmul resultó victorioso en dos ocasiones, en 599 y 611. Los gobernantes de B’akaal proclamaban que el origen de su linaje venía del pasado remoto, algunos inclusive jactándose de provenir de tiempos prehistóricos, llegando a la creación del mundo actual, que, en la mitología maya, fue en el año 3114 a.C. La arqueología moderna especula que la primera dinastía de sus regidores fue probablemente Olmeca.

Servicios disponibles

Cuenta con Museo de Sitio, Unidad de Servicios con tiendas INAH y Marca Chiapas, Biblioteca, Auditorio, Talleres Infantiles, visitas guiadas a grupos escolares, sanitarios en la Unidad de Servicios, en taquilla y al interior del sitio.

Hay dos estacionamientos para automóviles y autobuses y en la temporada de mayor afluencia se habilita un tercer estacionamiento localizado a un costado del camino al Ejido El Naranjo con capacidad para 60 unidades.

Tiene taquilla, guardarropa, sanitarios, cafetería, tienda del museo donde el visitante puede comprar reproducciones de piezas, libros sobre temas de las distintas culturas del país y de la antigua ciudad de Palenque, así como también, en la tienda del museo el visitante podrá adquirir guías y folletos de la zona arqueológica con información actualizada de los últimos descubrimientos del sitio.

En el área abierta al público de Palenque hay circuitos de visita ya que se han colocado 27 cédulas temáticas asociadas a edificios arqueológicos o conjuntos arquitectónicos, algunas de ellas siguen privilegiando la descripción formal sobre la interpretación. En consecuencia, en la Zona Arqueológica de Palenque existe el servicio de guías de turistas, estos se ubican a un costado del área del estacionamiento. La tienda provisional que utilizan tiene carteles informativos que describen la duración y costo del servicio. Estos carteles están pintados con los colores utilizados para la señalización del INAH, por lo cual el servicio es confundido como un servicio del Instituto. Actualmente existen dos módulos de servicios, uno en la parte inferior, antes del acceso Murciélagos donde se ubica el Museo, Unidad Administrativa y Unidad de Seminarios sobre la cultura maya. El otro acceso se ubica en la parte alta y es la entrada a la Gran Plaza.

INFORMACIÓN

Horario:Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas.

Cobro de acceso: 75 pesos

Contacto: INAH Chiapas 01 (961) 6 12 83 60 y 6 12 28 24

Recomendaciones: no salir de los senderos, respetar las áreas no abiertas al público y letreros informativos y restrictivos, y visitar el sitio con calzado cómodo, de preferencia tenis.

Fuente:

PARI, Ma del Carmen Valverde, Arnoldo González Cruz, David Stuart y Guillermo Bernal Romero.

Sistema de Información Cultural


Para conocer más...

Playa Progreso, Yucatán

El malecón consta de un andador de aproximadamente un kilómetro de longitud y una gran playa que es muy concurrida, no sólo [...]

Playas, Sitios de interés,

Isla Holbox, Quintana Roo

Sus aguas poco profundas y verde turquesa permiten que personas de todas las edades y habilidades puedan nadar a gusto. Las aguas colindantes de Isla [...]

Playas, Sitios de interés,

Tres Lagunas, Chiapas

Espacio de selva poseedor de criaderos de fauna silvestre y bonitos cuerpos de agua, como sus tres lagunas con apariencia de cenotes; con aguas tranquilas [...]

Atractivos naturales, Sitios de interés,

Artesanía en Zinacantán, Chiapas

Goza de fama debido al gran colorido en la elaboración de sus artesanías, que van desde la elaboración de textiles hasta las [...]

Artesanías, Sitios de interés,

Cenote Cristalino, Quintana Roo

Cenote abierto de aguas refrescantes y cristalinas como su nombre lo indica, rodeado de plantas y árboles tropicales. Su entrada se encuentra sobre la autopista [...]

Cenotes, Sitios de interés,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *