Yucatán es cuna de la cultura maya, la cual sigue muy presente en el estilo de vida de los yucatecos. La conquista española no acabó con las tradiciones y costumbres de los mayas, por ello, actualmente Yucatán es uno de los estados con mayor número de indígenas.
Se localiza al sureste de la República Mexicana, sobre el litoral del Golfo de México. Colinda al norte con el Golfo de México; al sur y oeste con el estado de Campeche; y al sur y este con el estado de Quintana Roo.
El estado tiene un clima subtropical-tropical con temperatura media anual de 26 C; la temperatura mínima promedio es de 16 C y se presenta en el mes de enero; la temperatura máxima promedios se presenta en mayo y es de 36 C. Las lluvias son comunes de junio a octubre.
El nombre original de la península de Yucatán era “el Mayab” pero a raíz de la conquista española el nombre con el que se dio a conocer fue el de “Yucatán”. No se sabe con exactitud el origen de esta palabra pero se cree que resultó por confusión lingüística entre los primeros exploradores españoles y los habitantes mayas. La frase maya “U Yu c-atan” literalmente significa “La perla o gargantilla de nuestras esposas” y la frase “uh yu ka t’ann” del maya se traduce como “oye como hablan”. Debido a esto hay innumerables versiones que justifican el origen del nombre a la confusión entre los nativos y los conquistadores.
Yucatán cuenta con atractivos naturales espectaculares, como cenotes, grutas y ojos de agua; zonas arqueológicas en excelente estado de conservación, como el sorprendente Chichén Itzá; una gastronomía fascinante, mezcla de recetas mayas e influencia criolla; bellas ciudades coloniales; y haciendas que permiten a los visitantes el contacto con la naturaleza y las actividades ecológicas.
El estado lo conforman 106 municipios, de los cuales dos son considerados pueblos mágicos: Izamal y Valladolid. Su capital es la ciudad de Mérida, conocida como la Ciudad Blanca.
Yucatán es una tierra de gente amable que se caracteriza por ser sumamente hospitalaria. El estado contrasta a la perfección la modernidad de su capital con las tradiciones y costumbres muy arraigadas en sus pequeños pueblos.

Durante los equinoccios de primavera y otoño, es decir, cuando la duración del día es igual a la de la noche en toda la tierra, los rayos del sol chocan con las alfardas de la escalera principal, y un juego de luz y sombra produce un espectáculo deslumbrante.
Se forman siete triángulos de luz invertidos como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio durante el ocaso, lo que resulta en la formación de una imagen que asemeja a una serpiente formada por los triángulos de luz.
Conforme el sol va siguiendo su trayectoria, la sombra de triángulos se desliza por el muro, recorriéndolo hacia abajo hasta finalmente llegar a la cabeza de una de las serpientes que se encuentran al inicio de la escalera e iluminarla.
Las sociedades mesoamericanas intentaron llevar un registro exacto de los fenómenos astronómicos, habiendo construido observatorios en algunos centros ceremoniales, siendo los más famosos el de Chichén Itzá en Yucatán y el de Monte Albán en Oaxaca, donde se dedicaron a la contemplación del firmamento, con lo cual lograron elaborar calendarios, incluso, más exactos que con los que contaron los europeos. En el mes que ahora llamamos Marzo, lo nombraban “Tlacaxipehualixtli”, que significaría “renovación de la tierra”; en el viejo mundo, su equivalente corresponde a la Primavera, teniendo lugar complejas ceremonias religiosas para anunciar el renacimiento de la naturaleza y el comienzo de los trabajos agrícolas, con la finalidad de que los dioses, halagados, propiciaran ricas cosechas y no ocurrieran desastres naturales que las dañaran, pues de ello dependían los bastimentos para la comunidad. (Durán; 1981).

El estado de Campeche se distingue por tener importantes zonas arqueológicas, entre ellas, Calakmul, declarada Patrimonio Mundial Mixto por la Unesco y que cuenta con una de las pirámides más grandes de la cultura maya. Visitar Campeche es una oportunidad para disfrutar de sus edificios coloniales, sus playas, su deliciosa gastronomía basada en productos del mar, su cultura, historia y la calidez de su gente que lo recibirá con los brazos abiertos.
Campeche es una palabra de origen maya, esxisten dos teorías sobre su significado, la primera indica que deriva de las raíces can (culebra) y pech (garrapata) “lugar de culebras y garrapatas”. La segunda Ah Kin Pech, Ah (lugar de) Kin (Sol) Pech (Garrapata) “lugar del señor sol garrapata”. El nombre se debe a que en este poblado maya se encontraba una estatua de una serpiente con una garrapata en la cabeza y a sus pies se realizaban sacrificios humanos. Cuando los conquistadores españoles llegaron a Can Pech o Ah Kin Pech castellanizaron la pronunciación y la llamaron Campeche.
El estado de Campeche se localiza al sureste de la República Mexicana, comprende una superficie geográfica de 57 mil 924 km². Colinda al norte con Yucatán; al este con Quintana Roo y el país de Belice; al sur con Tabasco y con la República de Guatemala y al oeste con el Golfo de México. Su capital es la ciudad de San Francisco de Campeche. Su suelo es mayormente plano y cuenta con clima cálido subhúmedo. La temperatura promedio anual es de 26.3° C y de junio a octubre se presentan las lluvias.