Capítulo 1 «Historia del Sitio Arqueológico de Copán»

Foto de portada: Ruinas de la Estructura 20 en 1892-1893. Esta es la esquina noreste del patio este. Desafortunadamente, poco después de que se tomara esta fotografía, la estructura 20 cayó al río Copán, que había estado carcomiendo el lado este de la acrópolis durante algún tiempo.
La historia de Copán comienza con la ocupación inicial del Valle de Copán, alrededor de año 1400 a.C., por grupos de agricultores que vivieron en pequeñas aldeas. En el área residencial de Las Sepulturas, al oriente del Grupo Principal, se han encontrado evidencias, que datan hacia 1000–850 a.C., del desarrollo de una organización social compleja, principalmente entierros y artículos funerarios asociados con imágenes de estilo Olmeca.

Inicio y fin de una dinastía

K’inch Yax K’uk ‘Mo’ (Gran Sol Primero / Guacamayo Quetzal Verde o Guacamayo Quetzal Resplandeciente de Ojos Sol) fue el fundador y primer rey de la dinastía que gobernó la ciudad maya de Copán en Honduras.

Los investigadores estiman que, para finales del Clásico Temprano había entre 8,000 y 12,000 personas viviendo en el área de Copán. Las inscripciones documentan que, en el año 426 d.C. K’inich Yax K’uk’ Mo’ estableció la dinastía gobernante de Copán, considerado por todos los gobernantes posteriores como su ancestro.

 

Se cree que el origen de la ciudad es en el Preclásico, se sabe poco o nada de los gobernantes de Copán, antes de la nueva dinastía relacionada con Tikal durante el siglo V d. C. Esta dinastía convirtió a Copán en una poderosa ciudad-estado y potencia regional,​ a pesar de la derrota sufrida ante  Quiriguá en 738 d.C. cuando el gobernante Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil fue capturado y decapitado por K’ak’ Tiliw Chan Yopaat, gobernante de Quiriguá

 

.

Explendor de la ciudad – estado

Durante el Clásico Temprano 400–600 d.C. la historia del sitio arqueológico de Copán comienzan a tomar forma, evidenciando los cambios importantes en la sociedad de Copán, incluyendo un incremento en la población y la aparición de características culturales del Clásico Maya. En estas características se incluyen, la construcción de templos y palacios de mampostería con cámaras abovedadas, el complejo sistema de calendario, el sistema jeroglífico de escritura, los diseños arquitectónicos centrados en torno a una Plaza, los juegos de pelota, la elaboración de cerámica policroma y la aparición de un complejo estilo artístico.

La escalinata de los Jeroglíficos contiene la escritura jeroglífica más importante y extensa de toda Mesoamérica, está situada en la cara oeste del «Templo-pirámide 26», construido entre 706 y 756 d.C.

La dinastía de Copán, tuvo un total de dieciséis gobernantes y son los monumentos y construcciones, comisionadas a los últimos gobernantes, erigidos durante el Clásico Tardío 600–900 d.C., los que pueden apreciarse actualmente en el Grupo Principal.

Te puede interesar el artículo Gobernantes de Copán

Ocaso de la ciudad – estado

Durante el Clásico Tardío, varios de los grandes centros mayas, se hicieron más y más complejos, desde el punto de vista  económico, político y social, para entrar en decadencia. Si bien las causas de este colapso aún están siendo debatidas. Durante el apogeo de Copán, alrededor del 800 d.C., se estima que había cerca de 20,000 habitantes en el valle de Copán. Tras el fallecimiento del decimosexto gobernante del sitio, en 820 d.C., la ciudad estado colapsó y fue prácticamente abandonada hasta la aparición de grupos culturalmente diferentes hacia mediados del siglo.

Mapa de Copán, de John Lloyd Stephens, Incidentes de viajes en América Central, Chiapas y Yucatán, 1841, pág. 133.

Primeros exploradores

Indicios

El primer indicio e informe sobre la existencia de las ruinas de Copán, viene de una carta de Don Diego García de Palacio al Rey Felipe II de España en marzo de 1576.

En 1834 Juan Galindo (John Gallagher), soldado al servicio del gobierno de Centro América, llegó a Copán en 1835, dejó datos y una clasificación de los monumentos.

Incidentes de viajes en Centroamérica, Chiapas y Yucatán

John Lloyd

Debido a los escritos de Galindo, John Lloyd en compañía de Frederick Catherwood, decidieron visitar las ruinas de Copán en 1839. John Lloyd decide comprar las ruinas, al señor Acevedo en $50.00. En 1841 se publica la obra de Lloyd, con imágenes de Catherwood bastante fieles de los jeroglíficos y esculturas.

Maudslay

En 1880 Maudslay, logró del Grupo Principal, dibujos, descripciones, mapas, maquetas, muy cercanos a la realidad, moldes y fotografías de casi todos los restos arqueológicos importantes.
La clasificación que Maudslay hizo de los montículos y de las esculturas es la que continúa en vigencia hoy día.

Gran Plaza de Copán – Maudslay

Actualmente

Lleva el nombre de Parque Arqueológico de Copán, siendo el más visitado de Honduras.

La UNESCO declara Patrimonio de la Humanidad en 1980 al Parque Arqueológico de Copán.

Fuente:

#ExperienciaDeVida

Guía Departamento de Copán / IHT


Para conocer más...

Estado de Yucatán, tierra de cenotes

Yucatán es cuna de la cultura maya, la cual sigue muy presente en el estilo de vida de los yucatecos. La conquista española [...]

Artículos de la revista, Pueblos vivos,



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *