La Hacienda Blanca Flor, parcialmente reconstruida que actualmente funciona como un hotel y salón de eventos, se localiza a 77 kilómetros al noreste la ciudad de Campeche por la carretera 180 rumbo a Hecelchakán.

La Hacienda San José Carpizo, se encuentra en el poblado de San José Carpizo Dos, a 84 kilómetros al sur de la Ciudad de Campeche por la carretera 180 rumbo a Champotón y a 27 kilómetros de esta ciudad.

Ostenta una de las llamadas fachadas-retablo, pertenecientes al estilo barroco novo-hispano, producto del trabajo de artistas locales k’iche’ del siglo XVI que no sólo reúne características muy vistosas sino que muestra elementos provenientes de una cosmovisión no precisamente cristiana. El uso de elementos antropomorfos, fitomorfos y zoomorfos considerados como elementos ornamentales, permitieron a los mesoamericanos antiguos plasmar en estuco los mensajes importantes de su tradición religiosa anterior a la evangelización, tradición que provenía de los edificios importantes en las antiguas ciudades mayas que eran pintados, tanto interior como exteriormente, aprovechando los muros para registrar acontecimientos de importancia social e histórica.

Su construcción data del siglo XVIII. Su fachada es de un cuerpo con campanario; la planta es de una sola nave con bóveda de cañón corrido y balcón coral, la puerta principal esta hecha con arco de medio punto y sus paredes laterales están sostenidas por contrafuertes.

Sus crujías albergan el Museo de Artesanía donde se exhiben piezas únicas elaboradas por las hábiles manos de nuestros artesanos.

Con la finalidad de reforzar la defensa de la villa de San Francisco de Campeche, se inició la construcción del reducto de San Miguel, Este inmueble es un ejemplo significativo de la Arquitectura militar de Campeche fue utilizado principalmente en las luchas en las que se vio inmersa la ciudad de Campeche a lo largo del siglo XIX. En la actualidad se exhibe Arqueología Maya de Campeche.

Fue el primero de los accesos construidos y el primero también en ser demolido a finales del siglo XIX. Carecía de foso y revellín, delante tenia una estacada de jabín. En los años de 1800 se le anexaron dos crujías y un portal que sirvió para alojar a los centinelas que la custodiaban similar al cuerpo de guardia existente en el polvorín. Ofrece una caminata nocturna por las calles del Centro Histórico de Campeche, iniciando en la Puerta de Mar, caminando las calles 59, 18 y 63, finalizando en el Baluarte de San Carlos.

La Puerta de Tierra es una construcción que permitía defender el acceso a la ciudad desde cualquier ángulo. El muro está delimitado por un foso y cuenta con troneras desde las que se disparaban armas de fuego. Cuenta con habitaciones anexas las cuales eran ocupadas por el guardia y la tropa en turno. En la parte superior de la Puerta cuenta con un sistema de defensa donde se atacaba al enemigo en caso de lograr el acceso. La Puerta de Tierra tiene un espectáculo de luz y sonido llamado “El lugar del sol”.

La hacienda San Luis Carpizo, restaurada a finales de la década de los 90para albergar el Centro Capacitación y Adiestramiento Especializado de Infantería de Marina de la Secretaría de Marina Armada de México, se encuentra aproximadamente a 7 kilómetros de la zona centro de Champotón por la carretera 180 en su tramo Champotón – Ciudad del Carmen.

Es un edificio de estilo barroco y con rasgos del neoclásico, famosa por resguardar en su interior figurillas de arte sacro, destacándose un monumento denominado “El Santo Entierro” que representa un ataúd con la figura de Cristo y que durante el Viernes Santo es llevado por las principales calles de la ciudad. Cuenta con una sola nave de planta en forma de cruz y dividida por medio de arcos de cantera en seis tramos. En el último arco del recinto se forma el crucero con cúpula octagonal sobre la cual descansa una linternilla.