Nuevos y numerosos descubrimientos en «Chichén Itzá»

El termino de la más reciente temporada a cargo del INAH y el Gobierno de Yucatán, arroja numerosos hallazgos.
Mesa de piedra con grabado de cautivos en su canto, disco de pirita, cinco nuevos grupos arquitectónicos, uno de ellos al parecer de uso ritual y otros cuatro posiblemente de uso habitacional.
Adicionalmente se realizaron obras de conservación en la subestructura del Templo de los Guerreros, La Iglesia y el Juego de Pelota.

El INAH en conjunto con el Gobierno del estado de Yucatán, realizaron obras de investigación, restauración y mantenimiento dando los siguientes resultados.

El área en estudio está entre el conjunto de Las Monjas y La Serie Inicial, ésta sección es retomada después de 10 años de análisis.

Mesa de Piedra

Ubicada en el interior de La Casa de los Caracoles y siendo utilizada como banqueta, mide 1.66 metros de largo por 1.27 metros de ancho. Su canto está decorado con 18 personajes, que se cree eran cautivos por estar hincados y atados, cuenta también con 16 captores, esto se cree por estar ataviados como guerreros.

Salón de Columnas

En la Galería-Patio de la Luna se ha encontrado un amplio salón de columnas. Foto: Mauricio Marat, INAH.

Encontrado en La Galería Patio de la Luna, a un costado de la Casa de los Caracoles y del Palacio de los Falos, este Salón de Columnas con techumbre plana.

Se han liberado 16 de las 36 columnas de dos metros de alto que sostenían el techo.

Subestructura del Templo de los Guerreros

Se colocaron igualmente medidores para registrar cambios en el microambiente, y se levantó, con el uso de una plataforma de apoyo, la escultura de un Chac Mool que se resguarda en este templo, para que su base no acumule humedad. Foto: Mauricio Marat, INAH.

No tiene acceso al público. En su interior se encuentran esculturas y columnas policromas. Estas piezas fueron restauradas, en una primera etapa desalinizándolas, para posteriormente proceder a fijar sus colores.

Al impermeabilizar el techo para evitar la humedad, se halló un Disco de Pirita.

Disco de Pirita

El disco se atiende en el Taller de Restauración del Centro INAH Yucatán. Foto: Marco Antonio Santos, INAH Yucatán.

Pieza única de una ofrenda. Con 30 centímetros de diámetro es representativa del estilo maya – tolteca.

Este es el cuarto disco encontrado en la zona arqueológica de Chichén Itzá y era un objeto importante para la élite Maya.

Juego de Pelota

La restauración consistió en trabajar los relieves de los 95 metros de largo de cada una de las dos banquetas.

La Iglesia

Se logró una conservación total gracias a que se logro retirar recubrimientos de cementos colocados en el pasado, se estabilizaron pigmentos y estucos y se hizo una impermeabilización con alumbre y cal.

Fuente:

INAH – Dirección de Medios de Comunicación – Boletín 547


Para conocer más...



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *