La Cultura Olmeca a través del Sitio de La Venta

Foto de Portada: Estela 2 y Cabeza Colosal 1.
La Zona Arqueológica La Venta es la representación cívico – religioso de la Cultura Olmeca que surgió hace casi 3,000 años, lo que la convierte en una de las más antiguas de Mesoamérica. Nace en la planicie costera del Golfo de México. Lo más conocido de la Cultura Olmeca son las Cabezas Colosales, enormes esculturas talladas en basalto que pesan en promedio 25 toneladas, con peculiares rasgos fisonómicos como nariz ancha y labios abultados, el casco que las cubre se cree era una protección para la guerra o bien parte del atuendo para el juego de pelota. Se desconoce su nombre original, La Venta fue ocupada entre el 1200 a 400 a.C., se sabe que tras la caída de una ciudad anterior logró su apogeo entre 900 a 500 a.C. convirtiéndose en importante centro político y religioso. Se distingue por ser hasta el momento el primer trazo arquitectónica planificado, sus ofrendas de jade y arquitectura monumental hecha de tierra, arcilla y arena compactadas.

Recreación de la Zona Arqueológica de La Venta

El sitio de la Cultura Olmeca «La Venta» se ubicada a 123 kilómetros de la Ciudad de Villahermosa, Tabasco. Tenemos que recorrer 118 kilómetros sobre la autopista 180 de Villahermosa a Coatzacoalcos, tomamos la desviación a La Venta y 5 kilómetros más adelante sobre la misma carretera encontramos la entrada al sitio.

El sitio, originalmente contaba con un extensión aproximada de 2 kilómetros cuadrados, se agrupa en 11 Complejos de los cuales, solo 2 están abiertos al público. Hasta la fecha se han descubierto y etiquetado: monumentos 1 al 92, estelas 1 a 5, Altares 1 a 8, y una placa.

Primeros Exploradores

  • En 1925, apoyando una expedición de la Universidad de Tulane los arqueólogos Frans Blom y Oliver La Farge descubren el sitio y hacen las primeras descripciones y un plano burdo del área central del sitio.
  • Entre 1940 y 1943 Matthew Stirling  hace las primeras excavaciones, descubriendo un total de 32 esculturas, dentro de las cuales se encontraban 4 Cabezas Olmecas, el Mosaico del dios Jaguar, Altares conocidos como Tronos y Tumbas entre otros.
  • Durante 1955 Robert Heizer, Philip Drucker, Robert J. Squier, y Eduardo Contreras exploraron el sitio, logrando reportar el peso y dimensiones de las Cabezas Olmecas, Altares y Estelas.
  • Entre 1967 y 69 Heizer y sus colaboradores regresan a La Venta con apoyo de la Universidad de California en Berkeley. En este tiempo se enfoca en levantamientos topográficos parcial del Complejo B, en el Complejo C, se hizo el levantamiento detallado de La Pirámide, en el Complejo A, se hizo el levantamiento completo. Durante 1968 se dedico a hacer el Trazo Arquitectónico de la Zona Arqueológica de La Venta, ubicando 46 esculturas descubiertas.
  • En la década de los 80´s el INAH conforma un equipo de arqueólogos dirigidos por la arqueóloga Rebeca González, realizan excavaciones importantes y levantamientos complementarios que permitieron descubrir las zonas habitacionales, descartando con esto, que solo era un centro ceremonial.
Fotos de Matthew Stirling 1939 – «Sarcófago de Tumba» «Estela 3» «Altar 5» y «Estela 1». La Venta, Tabasco.

Historia del sitio

La información histórica de La Venta es escasa, tan solo se conocen rasgos generales.

En la cima de un monte natural de poca altura construyeron un centro urbano Los Olmecas, conocido actualmente como La Venta, alrededor de 1750 a.C. inicio la ocupación en medio de un islote en la llanura inundable de Tabasco. Entre 1200 y 400 a.C. inician y desarrollan sus principales construcciones, convirtiéndose en una urbe y centro ceremonial que tuvo una serie de ofrendas enterradas en sus tumbas y esculturas monumentales parecidas a las de San Lorenzo Tenochtitlán. Durante el 600 al 400a.C. tuvieron su mayor auge, logrando una imponente arquitectura y una población de 18,000 habitantes.

La organización política de Los Olmecas era centralizada, desde La Venta se ejercía el poder económico, político y religioso. El comercio estaba monopolizado. En lo Social tenían una clase Elite, Artesanos, Agricultores y Trabajadores.

Recreación de posible traslado de los monolitos para esculpir las «Cabezas Colosales»

Se cree que en La Venta, su población cultivó y saboreó el cacao en forma de bebida, mezclaban las habas de cacao molido con agua y algunas hierbas. El cacao era usado para rituales religiosos o bebida medicinal.

Dentro de la historia, no podemos olvidar el hecho que los considera los primeros petroleros en mesoamérica, recolectaban el petróleo de los yacimientos naturales. El chapopote lo usaban para la ornamentación,  para sellar acueductos de basalto y embarcaciones y posiblemente como recubrimiento de pisos, muros y techos.

El cambio de curso de los causes de los ríos pudo causar el abandono de La Venta hacia el 400 a.C.; posiblemente la gente se trasladó hacia la Costa del Pacífico o El Petén Guatemalteco. La migración al Petén Guatemalteco dio como origen a los Protomayas, ayudando y adelantando la escritura y el calendario.

Descripción del Sitio.

Construido sobre una elevación natural de 20 metros y sobre un eje norte – sur. El sitio arqueológico se divide en 11 complejos arquitectónicos (De la A a la I más la Acrópolis Stirling) hechos con toneladas de tierra, arcilla y arena para formar plataformas, montículos y plazas.

Complejo A – Recinto Ceremonial

Ubicado al norte de La Pirámide Principal. Es el complejo más estudiado desde el descubrimiento de la zona arqueológica. En este complejo se encontraron o descubrieron suntuosas ofrendas, motivo por el cual se cree que tuvo un gran sentido ritual.

Representación gráfica de la ubicación de los Mosaicos del Dios Jaguar en el Complejo A.
Representación de la construcción de los Mosaicos del Dios Jaguar, La Venta.

En el Complejo A sus construcciones son de baja altura. Se caracteriza por su simetría bilateral de sus edificios. Su arquitectura gira entorno a sus dos patios contiguos. El Patio Norte o Montículo 2, se encuentra rodeado por un recinto funerario hecho de basalto, dentro del Montículo 2 se encontraron los esqueletos de dos personas acompañadas por una ofrenda de figurillas, espinas de mantarraya, dientes de tiburón, espejos de hematita y joyería en jade, todas estas cubiertas por una capa de color rojo. En la parte norte de este patio puedes disfrutar de 3 Cabezas Colosales, el sur se encuentra rodeado por estructuras monolíticas de basalto «ofrendas» y tres pequeñas plataformas rectangulares que se confunden con la naturaleza del suelo.

El Patio Sur o Montículo 3, en su interior se encontró un mosaico de más de 400 bloques de piedra serpentina tallados, la cual es considerada al momento como una ofrenda a la Madre Tierra. Todo el Complejo A está rodeado por cerca de 50 ofrendas, en su mayoría compuestas por vasijas de barro, y hachas votivas. El Montículo 3 está delimitado al este y oeste por los montículos 4 y 5 que de igual forma que las plataformas del Patio Norte se pierden visualmente con la naturaleza del suelo.

La Ofrenda 4 es considerada la más importante y consta de 16 figurillas labradas, colocadas de pie en forma de semicírculo a las orillas del Patio Sur.

Ofrenda 4. La Venta, Tabasco.
Distribución y vinculación de esculturas y arquitectura en la zona arqueológica de La Venta

Complejo C – La Gran Pirámide

Se ubica al sur del Complejo A, su principal construcción consiste en una plataforma sobre la que se construyo La Pirámide Principal del sitio arqueológico o Edificio C1, se encontraron 6 esculturas ubicadas de forma simétrica a los lados de una posible escalinata de la fachada sur del Edificio C1; cuatro de ellas labradas en bajo relieve que representan seres sobrenaturales; la quinta es una estela labrada que muestra una etapa histórica – mitológica y la última es una estela lisa.

Al sur de La Gran Pirámide encontramos por el lado este el Altar 2 y por el lado oeste el Altar 3, emerge una figura humana de su nicho central. Sobre la pequeña Plaza del Complejo se encuentra la Estela 2 y la Cabeza Colosal Monumento 1.

Acrópolis Stirling

Ubicada al oeste del Complejo B, debe su nombre a su descubridor el Arqueólogo Mattehew Stirling. Es una gran plataforma de tierra irregular que su lado más largo tiene 300 metros de longitud, sobre ella se encontraron cuatro pequeños montículos. En el área sureste de la Acrópolis se encontraron una serie de canales labrados en piedra que formaban un sistema distribución de agua, algunas columnas de basalto y fragmentos de esculturas, lo cual indica que era un taller donde se esculpía piedra.

Complejo B

Este complejo es contiguo al Complejo C. Se compone de una pequeña plataforma en la Plaza Cívica, la cual se utilizaba para ceremonias publicas, al este de esta plaza existen tres montículos de tierra, los cuales se cree se utilizaban como palcos. Actualmente se exhiben réplicas de los esculturas encontradas en este Complejo B, sobresaliendo los Altares 4 y 5.

Altar 4, La Venta
Altar 5, La Venta

Complejo D

Al sur de la Acrópolis encontramos 20 plataformas de tierra alineadas en tres ejes norte – sur. El Edifico D7 destaca por no estar alineado al eje norte – sur de su hilera y tener una planta en forma de U, en este edificio se encontraron los llamados monumentos 52, 53 y 54.

Complejos Adyasentes

  • Complejo E : Al noreste del Sitio se encuentra este complejo poco investigado, el reporte habla de tres pequeños montículos, pisos de casas, supuestos entierros y pozos de almacenamiento de agua.
  • Complejo F: Se localiza en el extremo noreste del sitio, se le conocía como Cerro Encantado o Cerro del Encanto. Está formado por 5 estructuras F1 a F5. Las Estructuras F1 y F2 tienen la traza de la zona arqueológica norte – sur y las estructuras F3, F4 y F5 presentan una orientación noreste – sureste.
  • Complejo G: Al este del Complejo A se ubican dos grandes plataformas rectangulares paralelas.
  • Complejo H: Se ubica al este del Complejo D dos plataformas semi cuadradas.
  • Complejo I: Al este del Complejo A y de lo que fue una pista de aterrizaje, Stirling encontró tres Cabezas Colosales, Monumento 2,3 y 4.

Museo de Sitio

Construido en el año 1988, diseñado por el Arquitecto Adolfo del Cueto, Se caracteriza por sus altos techos de palma de huano y una estructura de troncos de magle, creando espacios amplios y frescos.

  • Sala Introductoria: Se caracteriza por tener una maqueta en el centro de la sala con el trazo urbano del sitio arqueológico. La enmarcan sus paredes con una línea del tiempo y mapas que nos indican el área Olmeca y las posibles rutas de abastecimiento de materia prima. En sus dioramas o maquetas nos muestran los contratiempos del traslado de las grandes piedras por río.
  • Glorieta: Esta sala exhibe al mítico  «Watchmán» o «El Juchimán» conocido como Monumento 8.
  • Sala 1: Con el fin de dar la bienvenida en el extremo sur del sitio arqueológico, en esta sala se exhiben las tres esculturas monumentales de hacer esos honores en el pasado.
  • Sala 2: Sus paredes nos muestran fotos en una línea del tiempo a los diferentes exploradores que participaron en la tarea titánica de sacar a la luz los Monumentos, Cabezas Colozales, Altares o Tronos, Estelas y Entierros de esta zona arqueológica.
  • Sala 3: Esta sala nos muestra las casas tradicionales Olmecas. También nos muestra los diferentes mapas hechos por los arqueólogos en las diferentes etapas de su trabajo. Por último nos muestran el avanzado proceso para trabajar materiales pétreos.
  • Sala 4: Se exhiben 9 esculturas para demostrar el arte escultórico de los Olmecas. Cinco Lápidas labradas en bajo relieve encontradas en La Pirámide Principal. Los Monumentos 25, 26, 27, 88 y 89 reflejan seres sobrenaturales.
  • Sala 5: A través de dioramas o maquetas, se representan dos hallazgos «Ofrendas masivas» y «Tumba de Columnas».

Notas:

  • Tiene un horario de 8:00 a 17:00 horas.
  • El museo, al igual que el sitio, cuenta con taquilla, estacionamiento, baños, casilleros y librería.
  •  Para realizar videos o tomar fotografía profesionales, se debe pagar un impuesto, en caso de no ser profesional no hay costo.
  • La entrada tiene un costo de $55.00
  • Como en todas las zonas arqueológicas se recomienda llevar ropa cómoda, protector solar, sombrero o gorra, repelente, agua y calzado adecuado.
  • Me alejo del sitio rumbo al Parque Museo la Venta, durante el trayecto voy pensando, si estoy decepcionado de mi visita a este sitio arqueológico o mediocremente satisfecho. Una cultura que tiene tanto por mostrar y un sitio arqueológico que no muestra mucho por no decir nada. Ninguna pieza es original, todas se las han llevado, tan solo puedes visitar uno o dos Complejos. Han pasado algunos días desde mi visita y sigo pensando si vale la pena recorrer este pobre sitio arqueológico y su Gran Cultura ancestral.
Fuente:

#ExperienciaDeVida y todas las publicaciones disponibles de la arqueóloga Rebeca González



Para conocer más...

Zona Arqueológica Uaxactún, Guatemala

Se ubica a 23 kilómetrosm al norte de Tikal, aproximadamente 45 minutos. La ciudad se encuentra rodeada por numerosos bajos cubierta por una tupida [...]

Servicios, Sitios de interés, Zonas Arqueológicas,

Zona Arqueológica Río Azul, Guatemala

Su nombre en la antigüedad era Sak Ha Witznal que significa Montaña de Agua Clara, este centro ceremonial mide unos 3 km² con [...]

Sitios de interés, Zonas Arqueológicas,

Nuevo Palacio en la Zona Arqueológica de Kulubá, en Yucatán

Ubicado a 36 kilómetros del poblado de Tizimín en Yucatán. La cuarta temporada de exploración ha confirmado el hallazgo al oriente [...]

Artículos de la revista, Pueblos vivos,

Descubrimientos en Dzehkabtún – Cerámica y entierros

Dzehkabtún tiene una historia de saqueo, destrucción y conflicto por las tierras donde fue creado este fantástico asentamiento maya; sin embargo, el [...]

Artículos de la revista, Pueblos vivos,



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *