El nuevo centro ofrece al viajero una cueva natural que contiene estalactitas y estalagmitas a lo largo de diversos senderos que fueron ya iluminados para que el visitante no tenga riesgos al caminar.

Su belleza se debe al paso del tiempo. En su formación quedaron al descubierto unas impresionantes cavernas localizadas en el techo del arco. Sus muros de hasta 40 metros de alto presentan caprichosas formaciones geológicas con estalactitas y estalagmitas de roca calcárea que semejan grandes huesos. Estas paredes son un paraíso para la escalada en roca, en donde ya existen algunas rutas armadas de escalada deportiva, las cuales ascienden por duros desplomes. Desde lo alto del arco se puede practicar el rappel.
Se localiza a 4 km., de la Ciudad de San Cristóbal de Las Casas por la carretera a Tenejapa, por una desviación de 2 kilómetros aproximadamente de terracería (15 minutos de recorrido).

Las caprichosas figuras de las estalactitas y estalagmitas formadas a lo largo del tiempo, son el principal atractivo de este sistema cavernario. Hasta el momento, se puede recorrer 1 kilometro por un andador iluminado, siendo un enigmático entretenimiento. La temperatura media anual es de 14°C y llega a descender a los 2°C en los meses fríos. Además de la espeleología, puede practicarse el senderismo, campismo y paseos a caballo.

Es una caverna que se utilizó como centro ceremonial de los antiguos pobladores mayas. El pasaje de entrada desciende abruptamente a una profundidad de 10 metros. Las partes exploradas de la gruta comprenden más de un kilómetro de senderos. A lo largo de este corredor los pasajes se interrumpen ocasionalmente por grandes cámaras de más o menos 10 metros de altura y 25 de ancho. A 200 metros de la entrada se encuentra el Trono de Balam, una especie de altar donde los mayas llevaban a cabo algún tipo de ceremonia y al cual se debe el nombre de las grutas. Del techo, cientos de estalactitas destilan gotas de agua que al ser tocadas por la luz lanzan destellos. Al centro de la bóveda, se encuentra una imponente estalactita unida al piso, que semeja una gran Ceiba, llamada “La Ceiba sagrada que crece en el interior de la tierra” y en cuya base se pueden admirar innumerables piezas ceremoniales de gran valor arqueológico. En esta gruta podrá disfrutar del espectáculo de luz y sonido, en el cual se relata su historia. También hay un museo que cuenta con fotografías y cédulas explicativas sobre los rituales sagrados que se practicaban en esta gruta, así como un jardín botánico.

En esta gruta, también conocida como X-Pukil, se pueden observar bóvedas de hasta 30 metros. donde se aprecian estalactitas y estalagmitas entre diversas formas calcáreas, que hacen un sistema complicado de túneles y pasadizos. En su interior se ha encontrado cerámica maya, huesos humanos y de venado, platos rojos, ollas rayadas, molcajetes, puntas de flecha y haltunes, que son estructuras construidas por los mayas para contener agua. Al intentar construir un pozo cerca de estas grutas, se encontró una piedra labrada en forma de cabeza de venado y en recuerdo le pusieron a este lugar Calcehtok, que significa “Garganta de venado de pedernal”. Tiene una extensión de 5 kilómetros en los que se puede recorrer sus túneles angostos, escalar con cuerdas, resbalar entre zonas oscuras y lodosas, y observar las maravillas naturales y tesoros de cerámica maya que guardan.

En las diversas salas, galerías y recámaras -a casi 60 metros de profundidad y a lo largo de más de 700 metros de extensión- se han encontrado diversas piezas arqueológicas, cerámica, artefactos de piedra, conchas marinas, petroglifos, correspondientes a la cultura maya en sus distintas etapas de desarrollo. También se han hallado restos de fauna extinta, como huesos de mamut, bisonte y felino.

Las tres cuevas más importantes son: Aktun Taman, en su interior encontramos la Lluvia de Estalactitas, impresionante por la abundancia de estas formaciones. Metros más adelante se encuentra un cenote de aguas azules. Otra cueva de igual importancia es Aktun Kab que significa, Cueva de las Manos ya que en su interior encontramos más de 300 huellas de manos y Aktun Piits o Cueva de algodón.

Se encuentra a unas cuadras del centro de Homún, en calle 28 entre 15 y 19; este es uno de los más atractivos, ya que incluye una gruta, una caminata por un río subterráneo y finalmente la cámara donde se encuentra el cenote, que luce como un gran Jacuzzi. Ideal para quienes les gusta la aventura.
Como referencia, su entrada está a un costado del Hotel – Restaurante Santa María.

Hermoso sistema de ríos subterráneos adornado profusamente con estalactitas, estalagmitas y formaciones que desafían a la imaginación como las helictitas y que cuenta con cerca de 15 kilómetros de cavernas semi inundadas. Aquí coexisten los 5 felinos tropicales del país. Existen aves como el enigmático pájaro Toh y la colorida chara de Yucatán entre otras. Encontrarás especies como el Chacá y su contraparte mítica, el Chechén. Dentro de las entrañas de la Tierra existen seres adaptados a la vida en la oscuridad perpetua y cuentan con adaptaciones asombrosas como la pérdida de color y del sentido de la vista. Ellos son la dama blanca o Sak kay, la anguila ciega, camarón ciego y los isópodos.

Es la cueva  Maya por excelencia, que tiene la más variada arquitectura de cuevas descubierta hasta ahora. En ella se han encontrado las únicas tumbas de nobles con adornos de estuco reportadas hasta hoy, así como,  el mayor y mejor conjunto de pinturas rupestres e inscripciones de cualquier otra cueva Maya.