Ciudad Prehispánica de Palenque – Capítulo 1 – Historia Dinástica

Foto de Portada: El tablero muestra postrado al prisionero B‟olon yooj. K’inich Kan B’alam sostiene una lanza con hoja de pedernal, su investidura es el elemento más notable con un gran tocado de dieciocho serpientes, que es la representación de Waxaklaju’n ‘Ub’aah Kan, también conocida como “La serpiente teotihuacana de la guerra”. (Tablero de los Guerreros, Templo XVII, Palenque, Chiapas).
Su nombre maya antiguo está descrito en las inscripciones, Lakamnha´, “Lugar de Grandes Aguas”. Se refiere a los manantiales que nacen al pie del monte y dan origen a los ríos que abastecían de agua a la ciudad. Lakamha´ es diferente de B´aakal, que es como se llamó todo el señorío de Palenque.
La zona arqueológica toma su nombre del poblado vecino fundada a finales del siglo XVI: Santo Domingo de Palenque.

Ubicación

Se localiza en el estado de Chiapas en México, erigida en la selva, en las primeras estribaciones de la Sierra Norte de Chiapas, sobre la colina de la montaña Tumbala y a 8 kilómetros de la actual ciudad de Santo Domingo de Palenque. Famosa por su concentrada área urbana explorada de 2.5 kilómetros cuadrados, de refinada arquitectura, esculturas estéticas y numerosas inscripciones glíficas que nos cuentas o narran su historia.

Para llegar al sitio, desde la ciudad de Tuxtla Gutiérrez es necesario tomar la Carretera 190, con dirección a Comitán de Dominguez durante 12 kilómetros hasta Rancho Nuevo, tomar la desviación a la Carretera 199 por 200 kilómetros hasta el poblado de Palenque. Desde este último punto parte un camino que después de siete kilómetros conduce a la zona arqueológica.

Desde la ciudad de Villahermosa, Tabasco, tomar la Carretera 186, con dirección a Escárcega durante 114  kilómetro hasta llegar al entronque con la Carretera 199, recorrer 28 kilómetros hasta el poblado de Palenque. Desde este último punto parte un camino que después de siete kilómetros conduce a la zona arqueológica.

Para tu próxima visita a la zona arqueológica de Palenque te recomendamos reservar un tour aquí.

Historia

La ciudad de Palenque fue fundada aproximadamente en el 100 aC, con el nombre de Lakamha´. Al sur, la zona de la montaña proveía recursos obtenidos a través de la caza y la recolección, en tanto que la llanura del norte poseía suelos fértiles y bien drenados, aptos para la agricultura. Estas condiciones estimularon el crecimiento poblacional.

Ilustración del Tablero Este del Templo de las Inscripciones. Pakal dispuso que la temática principal de su narrativa diera preferencia a la historia de su propio reinado. No obstante, decidió escribir una sección histórica introductoria (pasajes 1 a 7), con el propósito de establecer un vínculo de continuidad con algunos de sus antecesores dinásticos. Dicha crónica no se remontó hasta los orígenes de la dinastía palencana (435 dC), sino con referencias sobre acontecimientos ocurridos durante los reinados de siete antecesores.

Palenque era el asentamiento más extenso y poblado de las Tierras Bajas Noroccidentales. Durante el Clásico Temprano (250 al 600 dC). A pesar de este notable desarrollo, las inscripciones locales señalan que la primera sede del linaje palencano no fue Lakamha´, sino Tok Tahn, localidad cuya ubicación arqueológica resulta desconocida. En esta sede rigieron los gobernantes iniciales del linaje: K´uk´ B´ahlam I el fundador histórico de la dinastía, quién nació en 397 dC y accedió al mando en 431 dC. Una inscripción palencana relata que este último dignatario, acompañado del joven Ahku´l Mo´ Naahb´, su futuro sucesor, trasladaron la sede dinástica de Tok Tahn a Lakamha´ en el año 490 dC. Palenque se consolidó como el señorío dominante de la región durante los reinados de K´an Joy Chitam I (529 al 565 dC), Ahku´l Mo´ Naahb´ II (565 al 570 dC) y Kan B´ahlam I (572 al 583 dC).

A finales de 583 dC accedió la señora Yohl Ik´nal, cuyo reinado resultó muy conflictivo. En 599 dC, el señor “Testigo del Cielo”, gobernante del beligerante señorío de Kan ordenó un ataque contra Lakamha´. Las agresiones foráneas habrían de prolongarse durante tres lustros, periodo crítico durante el cual la dinastía padeció épocas de persecución y destierro. Yohl Ik´nal murió en 604 dC y heredó el trono al señor Ajen Yohl Mat, quien accedió al mando en 605 dC. Algunas inscripciones mencionan la existencia de otro dignatario que es aludido como jerarca principal de Palenque: Janaahb´ Pakal I, quien aparentemente se desempeñó como gobernante junto con Ajen Yohl Mat.

En tu próxima visita puedes hospedarte en algunos de los siguientes hoteles y disfrutar de la magia de la zona arqueológica, el encanto de la ciudad o la cercanía de las maravillosas cascadas. 

Ilustración del Tablero Central del recinto superior del Palacio de las Inscripciones. En este tablero la narración inicia en el pasaje 8 y se extiende hasta el 18; relata acontecimientos del reinado de Pakal y mantiene la estructura k´atúnica del primer bloque. No obstante, las temáticas y transiciones cronológicas de los pasajes se tornan mucho más variadas y complejas. Esto se debe a que los episodios observan constantes cambios de escenarios y ubicaciones temporales que llevan del presente al pasado remoto (mítico) y de ahí a escenarios del futuro, cercano y lejano.

La situación del señorío empeoró en 611 dC, año que en el señor U K´ay Kan, gobernante de Kan, ordenó otro ataque contra Lakamha´. La dinastía de Palenque sufrió otro grave quebranto en 612 dC, cuando súbitamente fallecieron Janaahb´ Pakal I (6 de marzo) y Ajen Yohl Mat (8 de agosto), quienes posiblemente fueron asesinados.
En octubre del 612 dC accedió al mando el señor Muwaan Mat, pero la situación volvió a tornarse crítica, ya que la ciudad volvió a ser ocupada y, esta vez, incendiada.

La dinastía de Palenque se dividió en dos facciones. Una de ellas fue encabezada por un dignatario llamado Ik´ Muuy Muwaan I, quien estableció una nueva capital en Tortuguero, Tabasco. La otra facción, liderada por los padres de Pakal, Ix Sak K´uk´ y K´an Mo´ Hix, regresó a Lakamha´ y restableció el poder dinástico en la antigua capital del señorío. Los dirigentes de ambas facciones se proclamaron como los legítimos descendientes del linaje palencano y coincidieron en utilizar el tradicional título K´uhul B´aakal Ajaw, “Sagrado Gobernante de B´aakal”.

Algunas décadas después, las facciones dinásticas de Tortuguero y Palenque-Lakamha´ entablaron un largo conflicto bélico.

K´inich Janaahb´ Pakal accedió al mando en 615 dC y gobernaría hasta 683 dC. Le sucedió su hijo mayor,  K´inich Kan B´ahlam, quien tendría un reinado de 18 años (684 al 702 dC). La Era de Pakal y Kan B´ahlam abarcó casi todo el siglo VII y representó una época de restauración, consolidación y expansión del poder señorial.

Ilustración del Tablero Oeste del recinto superior del Palacio de las Inscripciones. Marca la muerte de Pakal, ejecutado por K´inich Kan B´ahlam, también se hace referencia a la entronización del ejecutor, cerrando de esta manera la larga narrativa que había iniciado su padre.

Después de la muerte de Pakal el Grande en 683 dC, su hijo mayor K’inich Kan Balam II asumió como señor de B’aakal; y este fue sucedido en 702 dC por su hermano K’inich K’an Joy Chitam II. El primero continuó las obras arquitectónicas y escultóricas que había iniciado su padre, además de terminar la construcción de la famosa tumba de Pakal el Grande. Además, comenzó ambiciosos proyectos, como el Conjunto de las Cruces. Lo sucedió su hermano con el mismo entusiasmo constructor y artístico, reconstruyendo y ampliando el costado norte del Palacio. Gracias al reinado de estos tres señores, B’aakal tuvo un siglo de crecimiento y esplendor.

En 711 dC, Palenque fue asediado por el reino de Toniná. Durante diez años Palenque estuvo sometido a Toniná hasta que K’inich Ahkal Mo’ Naab III fue coronado en el año 721 dC. Aunque el nuevo señor pertenecía a la realeza, no era hijo de K’inich K’an Joy Chitam II, sino de su hermano Tiwol Chan Mat, otro hijo de Pakal el Grande. Se cree, por tanto, que esta coronación supuso una desviación en la línea dinástica; y probablemente K’inich Ahkal Mo’ Nab’ III llegó al poder tras haber dedicado esos años al cabildeo y el forjado de alianzas políticas. Su hermano Upakal K’inich Janaab’ Pakal y su hijo K’inich K’uk’ B’alam II, gobernaron hasta terminar el siglo.

Dibujo de la Lápida funeraria de Pakal. La cual lo muestra renaciendo con el árbol frutal genérico y a sus antepasados (representados en los costados del sarcófago), con árboles frutales específicos. En la lápida, Pakal aparece representado como el dios K’awiil, patrono de la agricultura. Pakal asume la misma posición encogida de recién nacido, típica de esa entidad, y porta una antorcha flamígera, otro elemento diagnóstico del numen. Pakal está saliendo de las fauces de una serpiente descarnada del inframundo que en los textos glíficos se denomina Sak B’aak Naah Chapaat, misma que fue conceptuada como el wahy, o “nahual” de Unen-K’awiil. Marcando el nivel terrestre, el árbol cruciforme que se levanta junto con Pakal es atravezado por una serpiente de dos cabezas, de cuyas fauces se asoman los rostros de K’awiil y del dios Bufón. Posado en la cúspide se encuentra Itzamnaaj, bajo su aspecto de ave, denotando el plano celeste.

El estado de B’aakal estuvo presionado constantemente durante el siglo VIII. Wak Kimi Janaab’ Pakal, también llamado Pakal IV, comenzó a gobernar en 799 dC, y después de él, se pierden los rastros de la dinastía de Palenque. Poco después del año 800 dC ya no hubo nuevas construcciones en el centro ceremonial. Aunque en la primera parte del siglo IX B’aakal todavía ocupaba una posición respetable e influyente en el área, la migración ya habían comenzado. Lakamha’ continuó habitada por unas cuantas generaciones más dedicadas a la agricultura, y el lugar fue abandonado paulatinamente, al tiempo que la selva avanzaba sobre él. Para el siglo XVI la región apenas estaba habitada.

Fuente:

Tesis doctoral “El señorío de Palenque” Dr. Guillermo Bernal

MSM.


Para conocer más...

Zona Arqueológica de Palenque – Innovación Arquitectónica

La zona arqueológica adquiere su nombre de la población vecina fundada a finales del siglo XVI: Santo Domingo de Palenque. El verdadero nombre [...]

Sitios de interés, Zonas Arqueológicas,

Ciudad Prehispánica de Palenque – Capítulo 3 – Descripción de la Zona Arqueológica

La zona arqueológica adquiere su nombre de la población vecina fundada a finales del siglo XVI: Santo Domingo de Palenque. El verdadero nombre [...]

Artículos de la revista, Pueblos vivos,

Ciudad Prehispánica de Palenque – Capítulo 2 – Primeros Exploradores

Con el advenimiento de los Borbones y el reinado de Carlos III, llega la Ilustración al trono español y de manera particular, el [...]

Artículos de la revista, Pueblos vivos,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *