Chunhuhub, comprometida con el rescate de las tradiciones mayas en Quintana Roo

“Tronco del árbol huhub” en lengua maya, fue el nombre que se le dio a la comunidad de Chunhuhub en referencia al pino que abundaba en la zona.
A solo 61 kilómetros de Felipe Carrillo Puerto, los primeros 56.4 kilómetros sobre la carretera federal 184 hasta Polyuc, saliendo del poblado nos desviamos a la carretera federal 293 por 4.6 kilómetros.
“Selva Bonita” en maya Kiichpam K’àax. A 10 kilómetros al sur de Chunhuhub sobre la carretera federal 293.

Historia

Chunhuhub se fundó hacia finales del siglo XVI como una pequeña comunidad limítrofe del dominio español, que recibió en más de una ocasión, y por periodos muy prolongados, a los habitantes de Salamanca de Bacalar que huían de los ataques de los indígenas insumisos y de las terribles condiciones del medio ambiente.

En el siglo XVII los españoles intentaron conformar una reducción indígena en Chunhuhub, por su cercanía a las regiones salvajes del actual Quintana Roo, por lo que la iglesia consagrada entonces a San Juan Bautista tuvo especial relevancia.

Al estallar la Guerra de Castas el pueblo entero fue destruido e incendiado, quedando la iglesia en ruinas y el pueblo abandonado hasta la primera mitad del siglo XX, cuando fue repoblado y la iglesia rebautizada con el nombre de Sagrado Corazón de Jesús.

Actualmente la iglesia de Chunhuhub, se encuentra sumamente deteriorada, solo se abre para celebrar algunas misas, sobre todo en el mes de diciembre para celebrar a la virgen de Guadalupe.

El turismo comunitario

2008 marca el inicio de la Cooperativa Uka’ax Manatí en tierras de Don Damián Gómez Xool. La idea principal era crear un restaurante con un área de relajación con alberca.

En la actualidad la cooperativa se maneja bajo el nombre comercial Centro Ecoturístico Kíichpam K’áax (Selva Bonita). Cuenta con nueve cabañas ecológicas construidas con materiales de la región, tiene área de camping, senderos, áreas de descanso, Piscina, Restaurante y Bar, Huerto, Wi-Fi en restaurante. Te ofrece experiencias culturales como: selva y chicle, abejas meliponas, hilado de henequén, trapiche, casa tradicional maya, observación de aves, elaboración de tamales (PIB), tour comunitario y sendero místico.



Para conocer más...



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *