Tiene 200 metros de diámetro y casi 70 de profundidad. Agua increíblemente cristalina que permite una visibilidad de 40 metros a una temperatura constante de 23 a 24 grados todo el año. El fondo del cenote alberga arboles petrificados, chimeneas de azufre, un evocador altar de la Virgen de los dolores, un yacimiento de cuarzo y cavernas.

Este cenote se encuentra a 57.4 kilómetros al sur de la ciudad de Mérida, llegando al poblado de Abalá, de donde se avanzan 7 kilómetros rumbo a la hacienda Mucuyché de Peón y 2 kilómetros antes de llegar se toma el margen izquierdo avanzando 1.4 kilómetros en camino de terracería en buen estado.

Se encuentra al Sur de Mérida, en el kilometro 2.9 de la carretera Abalá-Mukuiché en el margen derecho, hay que recorrer 3 kilómetros de terracería, para llegar al cenote, el cenote se encuentra en un rancho ganadero particular por lo tanto hay que pedirle permiso al dueño del rancho. El dueño del ranchovive en el municipio de Abalá. Para cualquier información ir a Mukuichee y preguntar por Dionisio.

Cenote tipo aguada comúnmente utilizado para nadar ya que cuenta con aguas claras de color verde, aunque en algunas temporadas suele quedar café. Tiene como máximo 3 metros de profundidad en su parte central. En los alrededores del sitio se puede admirar flora y fauna representativa de los humedales.
Cuenta con tres palapas, baño ecológico, andador de 340 metros que lleva al cenote y atracadero de lanchas.
Se localiza a 3 kilómetros de Dzilam de Bravo, recorriendo la costa en lancha rumbo al Puerto de San Felipe.

El cenote es a cielo abierto con el nivel de agua de unos 26 metros bajo el nivel del suelo. Cuenta con una escalera tallada de piedra donde encontrarás pequeños balcones. El cenote es de unos 60 metros de diámetro y unos 40 metros de profundidad. Hay bagres negros que nadan en el cenote. El cenote es parte de un complejo turístico a 5 kilómetros de la entrada principal de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, cuenta con  restaurante, tienda, vestuarios y cabañas para alquilar.

Es un cenote del tipo abierto, que se muestra como una depresión circular rellena de agua midiendo 60 metros de diámetro, con paredes verticales que miden 15 metros del nivel del acceso a la superficie de agua. Se encuentra al norte de la pirámide de Kukulkán. No es apto para nadar y no cuenta con servicios.

Se localiza a una distancia de 21 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mérida tomando la carretera hacia la ciudad de Campeche, hasta llegar al poblado de Chocholá. Llegando al poblado se recorren por camino pavimentado 200 metros al poniente en una propiedad privada donde funciona un restaurante.

Este cenote se localiza a 57 kilómetros de la ciudad de Mérida. Se llega al poblado de Cuzamá se avanza al sur, rumbo a la hacienda Chunkanán, donde se toma el transporte en el parador turístico del municipio, para recorrer 3 kilómetros rumbo al poniente mediante línea de truck (vía angosta de rieles donde corre una plataforma rústica jalada por caballos).

Este cenote se localiza a 57 kilómetros de la ciudad de Mérida. Se llega al poblado de Cuzamá, se avanza al sur, rumbo a la hacienda Chunkanán, donde se toma el transporte en el parador turístico del municipio. Desde ahí se recorren 6 kilómetros al sur-poniente en línea de truck (vía angosta de rieles donde corre una plataforma rústica jalada por caballos) y posteriormente se caminan 50 metros hasta la entrada del cenote.

Este cenote se localiza a 68 kilómetros de la ciudad de Mérida. Llegando al poblado de Cuzamá se avanza al sur, rumbo a la hacienda Chunkanán, donde se toma el transporte en el parador turístico del municipio. Desde ahí se recorren 9 kilómetros al sur-poniente en línea de truck (vía angosta de rieles donde corre una plataforma rústica jalada por caballos).